Menú
Luna llena y cambios de humor en las personas: ¿Realidad o superstición?
Luna llena y cambios de humor en las personas: ¿Realidad o superstición?

CAMBIOS DE HUMOR

Luna llena y cambios de humor en las personas: ¿Realidad o superstición?

Los cambios de humor debido a la luna llena suele estimarse como una superstición, pero ¿y si fuera real esta influencia?

Muchas personas creen que la luna llena afecta al crecimiento de su cabello, a sus posibilidades de encontrar el amor, en los efectos positivos de los rituales, pero también a los cambios de humor que han dado pie a muchos personajes famosos en la historia dentro de la superstición con su cambio de carácter. Sin embargo, muchas otras personas creen que todas estas creencias son solamente leyendas o superstición y que no es posible que realmente la luna llena, o en cualquiera de sus fases, pueda afectar a los cambios de humor de cada persona.

La superstición sobre la luna llena está muy extendidaLa superstición sobre la luna llena está muy extendida

Todo esto oculta parte de superstición, pero sí es necesario comentar el hecho de que la luna llena pueda afectar a nuestros cambios de humor, carácter y estado de ánimo, para que tú mismo o tú misma puedas formar tu propia opinión de si realmente la luna llena puede afectarnos de este modo o no.

La luna llena sí afecta a las personas

Los seres humanos han creído en la influencia de la luna en la tierra y en nuestro comportamiento desde hace millones de años. Sobre nuestro planeta, irradia más luz cuando hay luna llena, lo que tiene ciertos efectos:

  • Hace proclive la fertilidad de la mujer
  • Ofrece el inicio de nuevos periodos
  • Favorece los partos
  • Trae la plenitud de las relaciones humanas, tanto amorosas como familiares y de amistad.
La luna afecta a las mareasLa luna afecta a las mareas

Además la luna afecta a las mareas y cuando la luna se encuentra en este estado, afectaría también al agua de los ríos. Como nuestro cuerpo está formado por casi un 80% de agua, se cree que es normal que también nuestro humor cambie al igual que la afluencia de los ríos. Se hace patente aquí la relación directa del ser humano con la naturaleza.

El mito del hombre lobo

Así pues, durante las noches de luna llena el carácter de las personas puede llegar a variar en gran medida, lo que anteriormente era conocido por el ser un lunático o convertirse en personajes míticos como el hombre lobo debido a este estado de la luna. Lo que demuestra que la luna parece tener un gran efecto sobre nuestro estado y podemos pasar de estar muy tranquilos o tranquilas a muy nerviosos o nerviosas, o de muy felices muy tristes o de muy alegres a estar sumamente enfadados o enfadadas. Al igual que con el río, el agua de nuestro cuerpo se tambalea, por eso nuestro humor también.

La luna llena no afecta a las personas

Aunque para muchas personas y durante muchos años los argumentos anteriores a favor de la influencia de la luna llena en los seres humanos como en la naturaleza han tenido mucho sentido, en la actualidad no se tiene tan presente como antaño. Eso es porque creemos en la ciencia e intentamos buscarle una visión racional a todo. Se han realizado muchos estudios con tal de demostrar el poder de la luna llena sobre los estados de ánimo del ser humano pero, sin embargo, no se han podido encontrar resultados pertinentes. Por lo tanto, deberemos creerlo como algo personal, sin que podamos tener pruebas lógicas y tangibles de lo mismo.

No hay pruebas definitivas de que la luna llena afecte al estado de ánimoNo hay pruebas definitivas de que la luna llena afecte al estado de ánimo

Además muchas mujeres se han quedado embarazadas fuera del ciclo lunar de la luna llena, han dado a luz también en otros períodos y los ríos cambian su afluencia indiferentemente de cómo se encuentre la luna. Puede que en muchas ocasiones todos estos factores hayan coincidido en el tiempo y en el espacio, pero desafortunadamente no hay una prueba definitiva para poder determinar si la luna llena realmente genera cambios de humor en las personas como tanto hemos creído a lo largo de nuestra historia.

El poder de la luna llena

El hecho de creer que la luna llena afecta a los cambios de humor, el estado de ánimo y el carácter en las personas debe depender solamente de cómo nosotros mismos o nosotras mismas lo sintamos. Aunque no existan pruebas tangibles hay quienes realmente creen que es por la luna llena que les cambió el humor y la historia nos lo ha dejado impreso en multitud de ocasiones en la ficción como el hombre lobo, los que enloquecían con la luna o la tierra en un estado cambiante.

La magia de creer

Si optas por creer que es simplemente una superstición puede que alguna vez te lleves la sorpresa de ver cómo coincide tu cambio de estado de ánimo, de humor o de carácter justo en este periodo. Puedes pensar que es simplemente casualidad, pero también es mágico creer que quizás no todo dependa de nosotros mismos o de la razón, sino que hay algo que debemos dejar a la magia, a la naturaleza, al destino o como queramos llamarlo.

Hay personas que creen en la magia de la luna llenaHay personas que creen en la magia de la luna llena

Si optas por no creerlo no tienes porque apartarte del tema por completo. Que no creas que estas leyendas o creencias son ciertas no implica que estas no puedan causarte cierta curiosidad y no tengas ganas de aprender un poquito más sobre ellas, quien sabe, quizás con el tiempo incluso llegues a ver que no son ideas tan disparatadas o, al contrario, confirmes la idea de que no tiene ninguna base científica y, por lo tanto, no podemos creérnoslo.

Mientras tanto podemos seguir informándonos sobre el tema, leer los libros o ver las películas que tratan de los lunáticos (aquellos que han perdido el juicio por la larga exposición a la fuerte luz de la luna llena) y grandes personajes que cambiaban totalmente de personalidad por la noche de luna llena como el hombre lobo.

El mito del hombre lobo y los lunáticos se ha mantenidoEl mito del hombre lobo y los lunáticos se ha mantenido

Todavía en la actualidad conservamos el término lunático para llamar a quienes han perdido en juicio o tienen la mente en otro sitio, personas que cambian bruscamente de humor y que no parecen tener un carácter muy racional o constante. Por eso es bueno recordar que esta creída leyenda ha pervivido durante muchos años en la historia de los seres humanos y que cabe una posibilidad, por pequeña que sea, de que algo tenga de cierto.

Te puede interesar