Menú
Rituales cuando nace un bebé
Rituales cuando nace un bebé

DALE LA BIENVENIDA

Rituales cuando nace un bebé

Descubre los rituales y celebraciones más pintorescas y característicos de diferentes partes del mundo que seguro no sabías.

El nacimiento de un bebé, siempre es motivo de celebración. Sin embargo hay que tener en cuenta que no en todos los países se celebra del mismo modo, cada uno tiene sus rituales y sus celebraciones, en muchos casos con una gran influencia religiosa, incluso en algunos casos se celebran un ritual antes del parto, durante el embarazo.

Por ello, os dejamos una serie de las celebraciones y de los rituales más curiosos sobre el nacimiento de un bebé, que podemos encontrar alrededor del mundo y en las diferentes culturas:

Descubre los rituales y celebraciones más curiosos sobre el nacimiento de un bebéDescubre los rituales y celebraciones más curiosos sobre el nacimiento de un bebé

  1. La placenta:

    Una vez dado a luz el bebé, en muchas culturas y en muchas partes del mundo, la placenta se cree que tiene poderes, que es el alma, un guardián o que ayuda a que el niño crezca sano, por ello llevan a cabo ciertos rituales, por ejemplo: en Egipto antiguamente se creía que la placenta era el alma de la persona que acababa de nacer, por lo que cortaban el cordón umbilical con un cuchillo que según ellos poseía la capacidad de hacer magia.

    En Alemania y en Francia la placenta era cortada y enterrada junto a un árbol que se encontrara cerca de su casa, ya que según su creencia, de esta manera el niño crecería sano, hermoso, fuerte, con gran inteligencia, etc. En otras culturas se llevaba a cabo un ritual parecido, pero en estos casos la placenta se colgaba dentro de la casa, en el techo, hasta que se secara.

    Incluso, en algunas otras culturas, la placenta era símbolo de protección, y se utilizaba como talismán, teniendo que llevar trozos de ella disecados alrededor del cuello, como si fueran un colgante, cosidos en los dobladillos de la ropa, o simplemente en la cartera o el bolso.

    No obstante, cabe destacar que no todos los rituales de la placenta son cosa del pasado, en la actualidad existen un grupo de personas que confían en los beneficios que otorga comerse la placenta tras haber dado a luz, existen recetas y afirmaciones por parte de ellos, de que favorece la recuperación tras el parto.

  2. La cabeza afeitada:

    En algunas culturas cuando un bebé nace, se le rapa la cabeza, ya que se cree que es símbolo de buena suerte, que representa la personalidad de la persona en un futuro, etc. Por ejemplo: Los hindús creen que afeitando la cabeza del recién nacido, eliminan la mala suerte que puede haber generado la vida vivida anteriormente.

    Los musulmanes, a diferencia de estos, cortan el pelo a los siete días del nacimiento para presentar al bebé como sirvo de Alá, a su vez donan el mismo peso que tenga el pelo cortado, en oro y plata a la caridad y a los necesitados.

    También las mujeres malayas creen que afeitar la cabeza del bebe tiene beneficios, por lo que nada más nacer lo rapan y lavan en un baño de limas Kafir, creyendo que de la manera en que caen los pedazos al agua, será la forma que tendrá el niño de comportarse en el futuro.

  3. No tocar el suelo:

    En Bali, Indonesia, tienen varios rituales y ceremonias para el nacimiento de un niño, la más conocida y curiosa es la de no tocar el suelo, es decir, el bebé desde que nace hasta que cumple los tres meses de edad, no puede tocar el suelo, ya que en esta cultura se cree que el niño nace puro, y el contacto con este puede contaminar y estropear su pureza.

  4. Cada cultura tiene un ritual diferenteCada cultura tiene un ritual diferente

  5. Saltar a los bebés, festival del salto:

    No creáis que todas estas ceremonias y rituales son de países lejanos, en España, más concretamente en la provincia de Burgos, existen un ritual muy curioso que se celebra en un festival anual. Este se trata de colocar a todos los bebes nacidos en los últimos 12 meses en colchones y bendecirlos, mientras que algunos hombres vestidos de demonios saltan sobre ellos, ya que creen que de esta forma se les libera del pecado original, que crecen en la fe y seguros del mal.

  6. El cordón umbilical:

    Se sabe que en casi todos los países de occidente, el cordón umbilical es cortado a los pocos minutos del alumbramiento, pero esto no ocurre así en todas las culturas. En Jamaica el cordón umbilical se entierra junto a la semilla de un árbol, el cual crecerá a la vez que el niño, siendo su plantación el inicio de su vida.

    En Turquía también consideran que el cordón umbilical es importante para el futuro del niño, por ello se entierra en zonas que determinen su futuro, por ejemplo cerca de la mezquita si se quiere que sea un buen creyente, cerca de un establo si quieren que salga amante de los animales, cerca de una escuela si será listo o inteligente, incluso al agua si su futuro quieren que sea aleatorio.

  7. El bautizo o bautismo:

    Los Cristianos también tienen sus rituales, aunque este ritual es mucho más conocido que todos los anteriores, también resulta curioso para algunas personas, ya que los Cristianos creen que lavando o mojando la cabeza al recién nacido con agua bendita, el niño crecerá siendo protegido por Dios y visto por este como su hijo, protegiéndole de las impurezas del mundo, de los pecados y formando parte de su iglesia.

  8. Este quizás sea el más extendido por nuestro paísEste quizás sea el más extendido por nuestro país

  9. El fuego, el calor y el humo:

    En otras muchas culturas se cree que el calor, el fuego o el humo son de vital importancia para la recuperación de la madre y la protección del recién nacido, por ejemplo: en Tailandia las mujeres pasan un total de 11 días impares tumbadas cerca del fuego, ya que creen que este cura las heridas del embarazo y ahuyenta los malos espíritus.

    Otro caso en el que se cree que el calor ayuda a la madre a recuperarse del parto, es el de las mujeres malayas, las cuales pasan 44 días sentándose sobre fuego, aplicándose piedras calientes, untándose en aceites y atándose el abdomen con una técnica llamada bengkung.

    En Yemen, por el contrario, se cree que el fuego ayuda a los recién nacidos en vez de a la madre, por lo que se les unta en incienso pensando que les limpia, les purifica el alma y aleja de ellos los malos espíritus. En otros países se realiza algo parecido, las aborígenes ahúman durante dos segundos a sus hijos recién nacidos en humo de arbustos hemu hechos fogata, para que el bebé respire el humo y crezcan más fuertes y sanos.

Estos solo son algunos de los rituales o las ceremonias existentes alrededor de todo el mundo, existen muchas más, casi tantas como culturas, países o religiones hay.

Te puede interesar