Menú
Cómo proteger y limpiar el aura
Cómo proteger y limpiar el aura

SENCILLOS TRUCOS

Cómo proteger y limpiar el aura

El ser humano se ve profundamente afectado por factores externos a su espiritualidad como por ejemplo la contaminación, las ondas electromagnéticas o las señales digitales.

No eres simplemente un ser humano. Eres un ser espiritual compuesto de una energía que reside en tu cuerpo físico. Nuestro campo energético está influenciado por los agentes externos que nos rodean, como por ejemplo la contaminación, las ondas electromagnéticas o las señales digitales. Y también por esos factores de nuestro entorno que nos afectan a nivel físico y mental como el estrés, los engaños, las envidias o las discusiones.

¿Cómo se embrutece el aura?

Esto no se puede considerar fruto de una superstición, sino una obviedad ya que podemos comprobar cada día de nuestra vida que nuestro entorno nos afecta y que nuestro nivel físico y nuestro nivel mental, o espiritual, están íntimamente relacionados. Si nuestro cuerpo físico no está bien, nuestro cuerpo interior, nuestro espíritu y nuestra alma, tampoco lo estará.

Lo mismo sucede a la inversa, es decir, si nuestra mente no está bien, nuestro estado físico también se resentirá. Esto quiere decir que las nuestras emociones, de alguna manera, tienen poder sobre nuestro cuerpo. Así que sentir estrés, ansiedad, depresión, etc., afecta nuestra aura negativamente puesto que son emociones negativas.

Nuestro entorno nos afecta de forma espiritualNuestro entorno nos afecta de forma espiritual

Así pues, de la misma manera que proteges tu cuerpo físico de posibles daños, también debes proteger tu cuerpo espiritual de los elementos energéticos conocidos comúnmente como "energía negativa". No es necesario esperar a sentir o pensar que eres víctima de un maleficio o de un mal de ojo para buscar soluciones a un malestar que percibimos, aunque no localicemos físicamente. Puedes combatir esas rachas de mala suerte a diario para menguar sus efectos en tus cuerpos.

Cuando hablo de "maleficio" no me refiero a ninguna superstición o a la magia negra. A veces, cuando una persona o situación nos afecta de forma negativa, lo consideramos como una maldición en nuestra vida. Algo que nos agota física y emocionalmente, o como se dice: "algo superior a nuestras fuerzas". Me refiero con maleficio, por tanto, a algo que queremos sacar de nuestras vidas por considerarlo un agujero negro que absorbe nuestra luz y nuestra energía.

Añadiendo unas sencillas prácticas a tu rutina diaria, notarás que tu cuerpo y tu alma fluyen de una manera diferente, una manera más positiva y gratificante, y especialmente, notarás que tu entorno no te afecta como antes. Ningún maleficio podrá penetrar si tu protección está activa.

Ningún maleficio podrá penetrar si tu protección está activaNingún maleficio podrá penetrar si tu protección está activa

Es recomendable realizar estas prácticas dos veces al día. La primera por la mañana nada más levantarte y la segunda justo antes de irte a dormir. De esta manera, tu día empezará de una forma armoniosa, y terminará con tu cuerpo y tu alma en un estado de relajación ideal para conciliar rápidamente el sueño.

Limpiar el aura

Tu campo energético puede llenarse con una carga emocional y bloqueos energéticos de los que no somos conscientes. Por tanto, vamos a ver unas técnicas sencillas para limpiar el aura que quedan lejos de toda superstición ya que son unos actos que se pueden realizar a diario:

- Toma el sol. El sol nos revitaliza, eso es un hecho. Al salir a la calle y exponerte al sol de forma saludable durante unos minutos, tu energía se activará y también se renovará tu campo energético, limpiando tu aura.

- El agua. De la misma manera que los baños de sol, de fuego, son un elemento purificador, también lo son los baños de agua. Ducharte, darte un baño o hacer natación te ayudarán a limpiar el aura también.

Ducharte, darte un baño o hacer natación te ayudarán a limpiar el aura tambiénDucharte, darte un baño o hacer natación te ayudarán a limpiar el aura también

- Los efectos del agua se acentúan si el agua es salada. La sal tiene un componente purificador para nuestro cuerpo. Lo ideal sería en bañarse en el mar o en piscinas de agua salada o agua marina, pero como no siempre es posible, añadir sales de baño podría considerarse una opción más asequible.

- La meditación. La meditación es una práctica muy recomendable para limpiarnos energéticamente, y en consecuencia, es recomendable si quieres limpiar el aura de tu cuerpo. Si no tienes el hábito de esta práctica, al principio te costará un poco, pero con el paso de los días notarás los beneficios. Simplemente deja tu mente en blanco, relájate y regula tu respiración para oxigenar correctamente tu cuerpo. Puedes ayudarte con música relajante si lo consideras necesario. Realiza esta práctica durante unos minutos, siempre potenciando la emoción del amor en tu interior.

Sanar el aura

Al igual que tu mente, la energía vital de tu aura se puede dañar debido a traumas o malas experiencias en la vida. Para sanarla, puedes necesitar ayuda de un profesional para trabajar los sentimientos negativos que tengas, enfréntate a ellos, reconócelos como parte de tu persona y encuentra la paz que necesitas.

Si tu negatividad no es muy profunda, puedes recomponerte por ti mismo con estas técnicas para limpiar el daño psíquico y dejar ir la energía negativa:

- El perdón. No es cuestión únicamente de dejar ir el dolor de tu pasado, sino que consiste también en perdonar a quien causó ese dolor. De esta manera sanas tu interior y la negatividad de tu aura.

- La visualización. Imagina una luz blanca que invade tu cuerpo y se extiende alrededor de tu piel. Tan pronto como esa luz blanca se extienda alrededor de tu cuerpo, comenzará a sanar las partes oscuras de tu aura, transformándola en un cuerpo energético luminoso.

Proteger el aura

Una vez que has limpiado y sanado tu aura, el siguiente paso es protegerla de futuros daños. Esto no evitará completamente el sufrimiento, pero te ayudará a resolver conflictos de una manera más positiva y luminosa.

Primero hay que limpiar el aura y después protegerla de futuros malesPrimero hay que limpiar el aura y después protegerla de futuros males

Como he ido contando, el aura está muy relacionado con el dolor psicológico. Si no sientes un dolor emocional, te ves resplandeciente y el resto de personas de tu entorno pueden notar esos cambios en tu aura. Por esto, después de limpiar el aura y sanarla, necesitas protegerte para que otras personas no puedan dañarte con su energía emocional negativa.

Tener empatía significa que puedes entender cómo se sienten otras personas. A veces, sientes su dolor de la misma manera que lo sienten ellos. Esto puede ser visto como un gesto de amabilidad o bondad, pero debes controlar tu empatía para que no perjudique a tu salud mental. No puedes sufrir el dolor de otra persona como si fuera el tuyo propio.

Si eres sensible a la energía del aura de otras personas, puedes coger inconscientemente sus energías negativas y esto afectará a tu propia aura. Para protegerte, prueba estas técnicas:

- La conciencia. Reconoce cuando las emociones que sientes pertenecen a otra persona. Por ejemplo, si tu pareja está enfadada, identifica esa emoción y reconócela, pero recuérdate a ti mismo que es su enfado, no el tuyo.

Reconoce las emociones que sientesReconoce las emociones que sientes

- Quiérete. Es lo más importante para protegerte de los ataques psicológicos de otras personas. Ámate a ti mismo más que cualquier otra persona pueda quererte. No mereces ser atacado de ninguna manera, ni física ni psicológicamente. Por tanto, si tu amor por ti mismo es fuerte, ningún ataque externo podrá penetrar en ti profundamente, el amor que desborda tu alma repele toda esa negatividad.

¿Pensabas que en un tema como el aura iba a estar más relacionado con la superstición? Para nada, como puedes ver, todo es muy cotidiano y es realmente efectivo, tan solo tenemos que ser conscientes de que estos pequeños detalles, nos ayudan más de lo que pensamos.

Te puede interesar

Comentarios