Menú
La frecuencia en las consultas del Tarot
La frecuencia en las consultas del Tarot

EL EXCESO NADA PREVÉ

La frecuencia en las consultas del Tarot

Consultando varias veces la misma pregunta, de forma seguida o en un periodo corto de tiempo, se está cometiendo un grave error, por mucho preguntar no se va a cambiar el destino.

Desde tiempos inmemoriales, el ser humano ha querido conocer su futuro. Desde las personas humildes, pasando por reyes y grandes gobernantes, han deseado conocer lo que vendrá. Lo que pasará mañana ha preocupado y preocupa a la gente. No saber qué nos espera es parte de la magia de la vida, pero es cierto que casi todo el mundo desea conocer su futuro, siempre y cuando sea bueno.

Conocer el futuro es una obsesión para muchas personas desde tiempos inmemorialesConocer el futuro es una obsesión para muchas personas desde tiempos inmemoriales

En el caso de que sea malo, siempre está la opción de modificar nuestros actos con el fin de que ese futuro pueda modificarse, siempre y cuando no se crea en un destino inmutable que nos lleva de un modo u otro a terminar de esa forma. El azar o el destino, esa gran pregunta, puede llevar a confundir a las personas y acabar lanzándolas una y otra vez a la búsqueda de una lectura que sea favorable a sus intereses. Hay que tener mucho cuidado con lo que se hace, con lo que se pide, con lo que se pregunta y con lo que se desea.

El error de consultar demasiado el Tarot

Es por eso que cuando surgió el Tarot, quien tuvo acceso a a alguien con el poder de leer e interpretar las caras ha querido conocer qué futuro le espera. Sin embargo, hay que tener cuidado no solo con charlatanes y estafadores, sino con tener demasiada prisa y demasiadas ganas por conocer el futuro y caer en el error de querer que le echen las cartas muchas veces y en poco tiempo.

Unos arcanos excesivamente solicitados podrían vaciarse de significado simbólicoUnos arcanos excesivamente solicitados podrían vaciarse de significado simbólico

De todos modos, quien tiene que tener freno es quien dispensa la lectura del Tarot si es que la persona que quiere conocer lo que le espera no es capaz de parar a tiempo. Un buen tarotista cumple rigurosamente esta regla desde tiempos antiguos. Además, el sentido común nos dice que el abuso de la cartomancia acaba confundiendo al consultante más que aclarando sus ideas o tranquilizándolo. Sea un tarotista profesional que cobra por su consulta, o un conocido que sabe echar las cartas, no se debe abusar de ellas.

El peligro de que el Tarot se vuelva el contra

Aquel que espera hallar la respuesta que busca (y no la que le dice las cartas) consultando varias veces la misma pregunta, de forma seguida o en un periodo corto de tiempo, está cometiendo un grave error, pues por mucho preguntar no se va a cambiar el destino ni el tiempo de los acontecimientos venideros.

  • La ansiedad y la desesperación por encontrar una respuesta no ayudan a sincronizar los elementos que la componen
  • El consultante puede obtener de los arcanos mensajes confusos o contradictorios que no le van a ayudar a aclarar sus dudas y a sentirse en paz con ese futuro que viene
La ansiedad es tu peor enemiga para conocer tu futuroLa ansiedad es tu peor enemiga para conocer tu futuro

En un sentido más esotérico, unos arcanos excesivamente solicitados podrían vaciarse de significado simbólico e incluso volverse en contra del consultante. Pero no es este el caso para todas las consultas. No es lo mismo una consulta al oráculo de forma completa, para explorar las facetas de la vida en los próximos meses, que una consulta sobre una cuestión concreta y más simple.

  • Para el primer supuesto no se debería realizar la siguiente consulta completa antes de un año.
  • Para el segundo, como mínimo se deben espaciar tres o cuatro semanas entre una consulta y la otra.
  • En todo caso, entre consulta y consulta debe existir un lapso temporal mínimo de 24 horas, en el que la Tierra gire sobre sí misma al menos una vez para así evitar realizar una lectura incorrecta que confunda a quien viene buscando respuestas.

La excepción

En cambio hay excepciones. Por ejemplo, en la tirada del Tarot al 'sí o no' sobre una pregunta concreta se puede utilizar en el mismo día si las preguntas son distintas entre sí. Es una excepción en la que también hay que tener cuidado para no obsesionarse, ya que un consumo excesivo de Tarot puede llegar a crear cierta adicción, sumado al desembolso económico que supone tener que enfrentarse a una lectura que salvo que esté realizada por uno mismo o una misma o por una persona amiga que no quiera cobrar, no va a salir barata.

Los límites del Tarot

El destino nos tiene deparadas muchas sorpresas, y el Tarot nos puede ayudar a iluminar nuestro camino futuro. Pero como todas las cosas hay unos límites y no se debe abusar de él. El Tarot es un sistema de adivinación que se baja en la selección de cartas y que nos habla del pasado del presente y del futuro y que nos ayuda a tomar decisiones, pero no se debe poner toda la fe en los Arcanos.

El Tarot tiene unos límites que tenemos que entenderEl Tarot tiene unos límites que tenemos que entender

El Tarot tiene unos límites y no siempre puede responder a todo lo que le preguntamos. Cuando realizas una tirada debes tener claro qué quieres saber y contar con una cuestión clara y que no esté sujeta a demasiadas interpretaciones subjetivas. El Tarot no es exacto, debes saber que es limitado, pero puede ayudarte si conocer exactamente qué quieres saber sobre tu futuro.

Te puede interesar