Menú
Mal de ojo: ¿cómo saber si lo sufro?
Mal de ojo: ¿cómo saber si lo sufro?

RITUALES

Mal de ojo: ¿cómo saber si lo sufro?

¿Crees que padeces mal de ojo? La explicación de rituales y creencias te ayudará a despejar tus dudas y a conocer el motivo de tus dolencias.

Si las miradas mataran... Tal y como dicta la conocida frase hecha, la tradición popular ha concedido un poder extraordinario a los ojos y la mirada a lo largo de la historia. Egipcios, turcos, hindús... todos estos pueblos y culturas han conferido a los ojos poderes sobrenaturales generación tras generación.

Hoy en día, una de las creencias más extendidas en este sentido es el mal de ojo. Este se clasifica, además, en dos tipos: voluntario e involuntario. El mal de ojo consiste en la transmisión de energía negativa a la persona que lo padece por parte de alguien que le tiene envidia y celos. En el caso del mal de ojo involuntario esta energía se pasaría a la otra persona de forma inconsciente, mientras que en el mal de ojo voluntario se desea directamente el fracaso de la persona 'odiada'.

Hay dos tipos de mal de ojo: voluntario e involuntarioHay dos tipos de mal de ojo: voluntario e involuntario

Los supersticiosos apuntan que esta recepción de energía negativa puede manifestarse de muy diversas formas. Así, entre los síntomas considerados como motivo del mal de ojo se incluyen mareos, dolores musculares o cervicales, mala suerte en el amor o el trabajo, pereza, tropezones y golpes de forma habitual... Pero, ¿cómo saber si sufres mal de ojo? Aquí te presentamos los rituales más conocidos para responder a esta pregunta.

Rituales: ¿Cómo saber si sufro mal de ojo?

Existen infinidad de rituales para saber si alguien sufre mal de ojo. Sin embargo, el más popular es el del agua y el aceite de oliva.

El aceite de oliva sirve para saber si tienes mal de ojoEl aceite de oliva sirve para saber si tienes mal de ojo

Agua y aceite de oliva

  • La base de este ritual consiste en llenar un plato con agua, mojar el dedo corazón de la persona que podría estar afectada en aceite de oliva y dejar caer tres gotas en el plato. Si las gotas se mantienen enteras, no hay mal de ojo. Si en cambio se dispersan, el resultado de la prueba sería positivo.
  • Hay múltiples variantes para este ritual, pero todas ellas coinciden en la técnica y el resultado. Las variaciones afectan a los 'complementos' de la prueba. Así, algunos entendidos indican que la prueba se debe realizar con las puertas y ventanas cerradas; otros que al aceite debe añadírsele un mechón de pelo del afectado, en algunos caso se añade una oración y en otros se dice que se debe dar tres vueltas al plato sobre la cabeza del afectado tras verter el aceite.

El huevo para el mal de ojo

Otro de los rituales con mayor acogida para conocer si alguien es víctima de mal de ojo es el del huevo, que debe realizarse solo martes o viernes.

Frota un huevo por tu cuerpo desnudo para saber si tienes mal de ojonFrota un huevo por tu cuerpo desnudo para saber si tienes mal de ojo
  • Consiste en frotar un huevo fresco de gallina por todo el cuerpo, desde la cabeza a los pies y estando completamente desnudo.
  • A continuación se vierte el contenido en un vaso. Si la yema está en el fondo y la clara está limpia no hay mal de ojo. Si aparecen burbujas en el agua, sí hay mal de ojo.
  • Este ritual tiene además numerosas connotaciones para los entendidos en función del color del agua, la forma de la yema y otros factores, que ofrecen más información sobre el posible mal de ojo.

Huevos, vinagre y sal: respuestas al mal de ojo

También el huevo es el protagonista de este tercer ritual. Esto es lo que debes hacer en este caso:

El vingre y la sal también son útiles para saber si sufres mal de ojoEl vingre y la sal también son útiles para saber si sufres mal de ojo
  • Verter vinagre en un plato hasta cubrir el fondo y colocarlo debajo de la cama. Antes de ir a dormir se verterá un huevo de gallina en el plazo. Si a la mañana siguiente el huevo ha sufrido variaciones, el resultado de la prueba es positivo. Si por el contrario sigue intacto, no hay mal de ojo.
  • Debajo de la cama es de nuevo el escenario para otro de los rituales para conocer si alguien sufre mal de ojo. Este ritual consiste en llenar un plato con vinagre y sal gorda. El recipiente se sitúa debajo de la cama del posible afectado durante tres días y si transcurrido este tiempo la sal ha 'subido' por los bordes del plato, la persona sufre mal de ojo.
  • Por último, existe otro ritual que utiliza sal pero en este caso combinada con alcohol. Se debe llenar un recipiente de barro o metal con alcohol y quemar el contenido. El presunto afectado debe derramar sal gorda en el fuego para conocer el resultado de la prueba. Si los chasquidos de la sal son fuertes, tiene mal de ojo, si son débiles, está sano.

Múltiples son los rituales existentes, sus variantes y las interpretaciones de los resultados. El desconocimiento existente en el pasado sobre dolencias como la depresión, el insomnio o la ansiedad, hicieron que la gente buscara una explicación a sus males en este tipo de creencias arraigadas todavía en una parte de la sociedad. Los rituales aquí presentados no suponen ningún perjuicio para la salud, y realizar la prueba no costará nada. Ahora bien, la recomendación para escépticos y para aquellos que quieran cerciorarse del origen de sus dolencias es fácil: visite a su médico.

Te puede interesar