Menú
La Sinastría
La Sinastría

CARTA NATAL

La Sinastría

El objetivo de una Carta de Sinastría es conocer mejor a la otra persona para mejorar la relación entre ambas, pues el estudio proporcionará resultados de áreas de la personalidad que pueden estar poco aprovechadas en la relación.

Comprender nuestro propio comportamiento y el de nuestros seres queridos es un deseo primario en todos los seres humanos desde tiempos inmemoriales. Es sabido que la Astrología estudia la personalidad y forma de ser de las personas según su lugar y fecha de nacimiento, estudiando las combinaciones planetarias que estaban en el momento de nacer, llamado Carta Natal.

La Sinastría es una rama de la Astrología que estudia afinidades y rechazos entre dos personas, realizando un análisis de compatibilidad entre sus Cartas Natales y evaluando el potencial de interacción de cualquier aspecto, normalmente en las relaciones emocionales, pero también es útil en las relaciones comerciales, laborales o estudiantiles. Por ejemplo, este análisis se puede realizar entre familiares, amigos, la pareja, compañeros de trabajo, o socios de una empresa.

La Sinastría, el estudio de la compatibilidadLa Sinastría, el estudio de la compatibilidad
La Sinastría estudia qué cualidades o rasgos de personalidad de una persona excitan, deprimen, aumentan o disminuyen las cualidades, virtudes o defectos de otra persona con la que se compare. Estudia a su vez la forma con que una persona puede estar atendiendo las necesidades de otra, su capacidad de complementarse entre ellas, la afinidad de sus rasgos afectivos y/o sexuales y la posibilidad de construir vínculos sólidos donde ambas personas se sientan correspondidas. Dos personas, por ejemplo, podrían comunicarse muy bien dialogando, pero ser sexualmente menos compatibles y viceversa.

El objetivo de una Carta de Sinastría es conocer mejor a la otra persona para mejorar la relación (de amor, afecto, amistad, familiar, laboral...) entre ambas, pues el estudio proporcionará resultados de áreas de la personalidad que pueden estar poco aprovechadas en la relación, o temas que causan fricción y discusiones entre estas dos personas, y así encontrar la forma de tratarlos para mejorar dicha relación.

Así, con un estudio de la Sinastría entre dos personas, se puede establecer si en un vínculo existe empatía, simpatía o antipatía; si hubiere entre estas dos personas vínculos más fuertes de lo que se considera normal (llamados en Astrología "vínculos kármicos") y también si se da un equilibrio entre estas dos personas, una compensación de fuerzas o cualidades o por el contrario una anulación de virtudes en uno de sus componentes.

No hay que olvidar que este estudio de la Sinastría se tiene que adaptar a la realidad de cada uno, pues las circunstancias personales o el entorno social en el que viven también tiene mucho que ver en el resultado final. La Sinastría es algo más que la combinación y mezcla de planetas, astros, aspectos y ascendentes en busca de similitudes, pero tampoco permite juzgar ni afirmar que dos personas afines mantendrán una relación duradera y satisfactoria, pues todo depende también del momento en que se encuentren en la vida, sus estilos de vida y su entorno más cercano.

Cómo hacer un estudio de compatibilidad

La metodología más común para estudiar la Sinastría es la que se incorpora la Carta Natal de una persona en la Carta Natal de la otra, superponiéndolas de forma que coincidan los signos de sus respectivos zodiacos. Primero se realiza un estudio previo de las Cartas Natales de ambas personas, de forma separada, pues esto ayudará a definir después el tipo de relación que la une con las demás. Para interpretar correctamente una Carta de Sinastría hay que fijarse sobre todo en los aspectos de los planetas, en las Casas Astrológicas y en cómo se relacionan ambas en dicha Carta.

Los puntos más importantes a tener en cuenta en un estudio de la Sinastría entre dos personas son:

- La posición del Sol de cada uno y en qué casa y signo se encuentran por separado, sobre todo en cuestiones de convivencia.

- La Luna y sus aspectos con el Sol, en el caso de los intereses comunes y el grado de afinidad.

- La Casa VII o Casa de la Relación, pues nos indica lo que proyectamos, es decir, dice lo que nos falta. Inconscientemente buscamos personas que tengan energía similar a la del signo de nuestra Casa VII, y atraemos también esa energía hacia nosotros.

Te puede interesar

Comentarios